La Osa Mayor, brújula del cielo

A lo largo de siglos y civilizaciones la constelación que hoy conocemos como Osa Mayor ha tenido numerosos nombres. Pero para todos, independientemente del tiempo y lugar, esta ha sido guía de la noche.

Estrellas sobre el Ródano - Van Gogh

Noche Estrellada sobre el Ródano – Van Gogh

Si te pierdes tan sólo tienes que mirar hacia arriba. Allí verás siete estrellas. Su forma es inconfundible, y es posiblemente la primera constelación que todos aprendemos, y la última que deberíamos olvidar. Se trata de la Osa Mayor.

Ese conjunto de siete estrellas brillantes, conocido popularmente como Carro, es su parte más reconocible. Sin embargo, la constelación ocupa una superficie más extensa. Bajo un cielo oscuro se distinguen el cuerpo y las patas de la Osa. Sólo entonces se puede entender plenamente su nombre.

Durante estos meses, y al comienzo de la noche, se encuentra cerca del cénit, el punto más alto del cielo. A su alrededor no hay muchas estrellas brillantes. Encontrarla es sencillo. Y es por esta razón que su figura inspiró innumerables leyendas en diversas culturas. Se la identificó con una gran osa, un carro de bueyes o un arado, e incluso con un cazo o un cucharón en países anglosajones.

Para la tribu Cherokee, las tres estrellas del mango del cucharón eran cazadores que perseguían a una osa todas las noches, desde que se elevaba sobre el horizonte en la primavera, hasta que se escondía bajo él en otoño. En otras tribus esas estrellas eran oseznos siguiendo a su madre. Los sioux hablaban de una mofeta con una gran cola. Los árabes, sin embargo, veían en ella un cortejo fúnebre de siete hijas siguiendo a su padre muerto, y girando en torno al asesino, identificado con la Estrella Polar. Los británicos, en una tradición tomada de los romanos, creían que era el carro de su legendario rey Arturo.

En Grecia la Osa era Calisto –Kallisté, la más bella-, una ninfa de la que Zeus se enamoró, y con la que tuvo un hijo llamado Árcade. Hera, celosa por la infidelidad de su marido, convirtió a Calisto en osa. Aunque esto era tan sólo la mitad de su venganza: Árcade estaba destinado a acabar con la vida de su madre sin saberlo. Así, al cabo de los años, durante una cacería en el bosque, él se encontraba a punto de dar muerte a una osa. Pero en ese preciso instante, Zeus se apiadó de ellos, y convirtió a madre e hijo en dos constelaciones. Así nacieron la Osa Mayor y la Osa Menor, la primera ya presente en la Odisea y en la Ilíada de Homero.

Ambas –y todo el cielo- giran en torno a una estrella que se encuentra en la punta de la cola de la Osa Menor. Es Polaris, la Estrella Polar. A diferencia de lo que comúnmente se cree, no es la más brillante –ese privilegio lo tiene la fulgurante Sirius, estrella del Can Mayor, una constelación invernal-. Pero su luz amarillenta siempre indica el norte. Esto es así porque es hacia ella donde apunta el eje de giro de la Tierra.

La Osa Mayor en el cielo de A Coruña. Foto: Jaime Martínez

La Osa Mayor en el cielo de A Coruña. Foto: Jaime Martínez

¿Cómo encontrar la Estrella Polar?

Para encontrarla nos fijaremos en las dos estrellas en el extremo del Carro, llamadas Dubhe y Merak. A continuación prolongaremos el segmento que forman unas cuatro veces hacia “arriba”. La estrella que se alcanza es Polaris, y en esa dirección se encuentra el norte. Este truco ha sido usado durante milenios por navegantes, viajeros y exploradores para orientarse en la noche del hemisferio septentrional.

Lejos de ser una constelación más, la Osa Mayor es también una gran herramienta. Con ella no sólo podremos encontrar el norte. Sino que además servirá de punto de partida para buscar otras estrellas, constelaciones y planetas, incluso en el cielo de la ciudad. Y ese será nuestro siguiente paso.

Osa mayor2

La Estrella Polar

Pin It

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Podes utilizar estas etiquetas e atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>