La Terremoto de Alcorcón: “Al principio te cagas viva y piensas, ¿cómo me voy a enfrentar a dos mil personas cada día?”

Pepa Charro, alias La Terremoto de Alcorcón, alcanzó la fama nacional embutida en un maillot rosa versionando a Madonna con Time goes by con Loli. Este miércoles llegará a A Coruña convertida en el Maestro de Ceremonias de The Hole “á feira”, según la artista.

El personaje del Maestro de Ceremonias es el protagonista del espectáculo. Celebra una gran fiesta en su mansión donde el público, que estará sentado en mesas, es el invitado. El papel del anfitrión, que lleva el peso de la narración y traslada las inquietudes del respetable más allá del escenario, ha sido interpretado por actores como Paco León, Eduardo Casanova o Alex O’Dogherty.

La Terremoto de Alcorcón - The Hole en A Coruña

La Terremoto de Alcorcón. Foto: Lucía Pita.

P. – ¿Qué se encontrará el público de A Coruña en el Coliseum?
R. – Todo es nuevo y sorprendente en The Hole. Este espectáculo es energía gratuita y aquí cada uno puede coger la que quiera. El público sale con una energía muy chula de la sala con el subidón final. También puede haber gente que no le afecte ni le guste, pero con la campaña que tenemos de promoción, a mí que no me cuenten que a alguno le molesta que a un tío se le vea el pito. Cada uno sabe a lo que viene.

P – Allá por donde van, su cartelería siempre genera polémica.
R – A mí me parece un cartel precioso, con una tía guapísima, un cuerpazo divino que ya lo querría para mí. ¡Claro que es provocativo, es lo que se busca! Pero no es para nada irreverente ni ofensivo. La gente que se sienta molesta por el espectáculo les recomendaría que no viniesen, pero es que no hay nada que moleste cuando se hace con arte y con gusto. Si no tienen ganas de pasárselo bien, ¡que no vengan!

P. – Se comentaba que sería Quequé, pero finalmente será usted la encargada de invitarnos a la fiesta.
R. – Iba a venir él, pero he sido muy puñetera para conseguir venir. La veteranía tiene un grado. Nos repartimos las ciudades y es verdad que no es una zona a la que suelo venir a trabajar, pero me gusta el público de aquí. Lo más cerca que estuvimos con The Hole fue Vigo.

P. – The Hole es un espectáculo que entremezcla numerosos géneros como circo o cabaret. ¿Es complicado ser el Maestro de Ceremonias en esta producción?
R. – Incorporarse a The Hole como Maestro de Ceremonias es una locura. Es una producción que trabaja muy a mata caballo y cuando llegas tienes muy poco tiempo a ensayar. Eso también hace que el espectáculo sea tan fresco y diferente según quién sea el Maestro, porque te lo tienes que llevar a tu terreno ya que no tienes tiempo a aprender o ver casi lo que han hecho los otros. Al principio da muchísimo miedo, porque es un rol que lleva todo el peso de la historia, el único que habla en todo el espectáculo. Al principio “te cagas viva” y piensas “¿pero cómo me voy a enfrentar a dos mil personas cada día?”, pero hacer muchas funciones te dan muchas tablas y soltura para poder batallar.

P. – ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta al interpretar al personaje?
R. – En este espectáculo es sorprendente, porque no sabes lo que va a suceder en cada función. Sí es cierto que hay un patrón a seguir, que es el texto que escribió Secun de la Rosa, pero cada Maestro lo hemos destrozado a nuestra manera. Cuando has hecho un papel tantas veces tienes que pelear para no caer en la rutina, y como Maestro tienes que sorprender a los compañeros e improvisar cada día en el espectáculo para que se mueran de risa contigo en el escenario. Ahí está el reto: tener la cabeza fresca y rápida para poder reaccionar ante cualquier cosa que suceda y dejar que la mente te sorprenda. A mí mi mente me sorprende constantemente, a veces pienso “qué ida de olla, pero qué gracioso”. Incluso a veces me doy cuenta que estoy sobre el escenario y digo cosas que solo entiendo yo, pero me muero de la risa y me lo paso pipa.

P.- ¿Ha visto a sus compañeros interpretando el papel?
R. – A todos, excepto a Eduardo y a Quequé.

P. – ¿Qué destacaría de cada uno de ellos?
R. – Paco es el origen y el 80% de la culpa de todo esto es suya. The Hole es un espectáculo muy “Paco León”. Alex es la destreza. Víctor es el futuro de la producción. Ángel Ruiz trabajaba mucho la disciplina. A Eduardo no lo he visto, pero por lo que me han contado fue una auténtica locura, y de Quequé me han dicho que lleva “un ritmo muy Quequé”. Él consigue que su ritmo encaje perfectamente en la función. Las pausas en el humor son muy importantes, y él las controla.

La Terremoto de Alcorcón y  nuestra redactora Lucía Pita en una imagen "Muy The Hole"

La Terremoto de Alcorcón y nuestra redactora Lucía Pita en una imagen “muy The Hole

P – ¿Y de La Terremoto?
R – Creo que soy un poco la mamá. Del elenco original quedan pocas personas, mucha gente es muy jovencita y siempre me ha gustado hacer ese rol. Además, en cabaret soy la que más tablas tiene, ya que casi todos venían de otras disciplinas, y me he encargado de introducirles en este mundo, el del show en directo.

P. – Parece que el cabaret vuelve a programarse con más frecuencia de la habitual.
R. -Ha habido un superboom y creo que The Hole ha tenido mucho que ver con ello, pero no hemos sido reconocidos por ningún gremio siendo uno de los espectáculos más taquilleros y vistos del país, con medio millón de espectadores que paga el 21 % de IVA al igual que el resto. Creo que debería de haber un reconocimiento para un equipo que lleva batallando 3 años por los mismos problemas que tienen todas las compañías.

P – ¿Qué opinión le merece el 21 % de IVA?
R – A nosotros afortunadamente no nos afecta, pero estamos rodeados de compañías que desaparecen de los carteles y de la programación. Con un 21 % es insoportable hacer una producción. La gente opta, en lugar de por una gran escenografía, por una caja negra, que tiene su encanto, y me parece muy defendible, por el monólogo y micro de corbata porque es mucho más económico. Pero la escenografía y el vestuario están desapareciendo. El IVA tiene que volver a ser del 4 %, desaparecer o buscar otra fórmula, pero así es insostenible.

P- Volviendo al espectáculo, ¿es un buen momento para hacer cabaret?
R – Con The Hole el nuevo cabaret está de moda. Es un momento bonito también para el circo, que se estaba de capa caída y le ha dado un “chute”, al igual que lo ha hecho El Circo de los Horrores. Creo que el cabaret, como fórmula original para hablar desde la ironía sobre multitud de cosas, vive un momento perfecto. Parece que estamos de nuevo en 1825 y que las cosas hay que decirlas con pies de plomo. Bueno, pues hay que decirlas. A través de este espectáculo, por ejemplo, hablamos de política o sociedad. Siempre invito a que las personas que vengan, nos envíen un email con sus preocupaciones y denuncias ([email protected]), para poder comunicarlas durante el espectáculo. Quieremos utilizar el cabaret para decir qué pasa en A Coruña, qué pasa en Málaga… Es muy importante que la gente sienta el cabaret como suyo, lo ubique y lo reconozca aquí.

P – Con tanto email, ensayo y noticia, ¿le dará tiempo a conocer la situación real?
R – Creo que cuando conozca cómo funciona esta ciudad realmente, qué hace el alcalde o cuáles son sus políticas sociales, será el domingo, cuando me tenga que ir. Pero tenemos una semana entera y espero poder ayudar.

 

Pin It

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Podes utilizar estas etiquetas e atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>