Open Windows o cómo una película gira en torno a la postproducción

Las cámaras ping-pong, un animatic de 93 minutos y los grafismos de un sistema operativo centraron la ponencia de User T38 sobre la compleja postproducción de Open Windows, protagonizada por Sasha Grey y Elijah Wood, en Mundos Digitales.

 

Open windows - Sasha Grey

Sasha Grey protagoniza junto a Elijah Wood Open Windows. Foto: Lucía Pita.

¿Cómo hacemos la película?“. Una pregunta que podría plantearse cualquier estudio. En este caso, fue al revés. Por dónde empezar la casa. El huevo o la gallina. Esa era la cuestión que Enrique León y Nacho Vigalondo, productor y director de Open Windows, plantearon a User T38 tras presentar el guión de la película a la compañía. No era un largometraje sencillo: la propuesta de Apaches Entertainment consitía en narrar en tiempo real una acción que sucede en distintas ubicaciones a través de la pantalla de un ordenador.

En la postproducción estaba la respuesta. “La mejor forma de hacer esta película es que primero la rodemos”. David Heras, Javier Pacín y Charly Puchol, de la compañía User t38, explicaron a los asistentes de Mundos Digitales cómo enfrentarse a este reto, que comenzó con la realización de un animatic para poder organizar la producción, una idea en la que también incidió Javier Fesser el pasado jueves en Mundos. Este “rodaje previo”, de 93 minutos, en el que se muestra cuál sería el resultado final de la película, no solo ayudó a descubrir las escenas más complicadas de rodar o que tanto actores como equipo entendiesen las multipantallas, sino también para realizar un presupuesto real más conciso. “La película hubiera sido seis veces más cara si no hubiésemos realizado un animatic“, apuntaron.

OPEN WINDOWS MUNDOS DIGITALES

El equipo de User t38 detalló el proceso de postproducción en Open Windows. Foto: Lucía Pita.

Otro de los desafíos a los que se enfrentó User T38 fue la complejidad del rodaje con cámaras ping-pong. Nacho Vigalondo, director de Open Windows, quería grabar una acción en el interior de un coche desde todos los ángulos posibles, pero sin decidir el encuadre desde el inicio.” Él quería escoger la cámara durante la postproducción”, explican. Esto supuso la recreación de un escenario con un coche de metacrilato y croma, en el que se grabó la acción con 17 cámaras de forma simultánea, de manera que  no quedasen ángulos muertos y el director pudiera tener una visión completa para escoger cuál quería en el montaje final. “Los actores no sabían a donde mirar y a veces no eran capaces de asimilar que estaban en un coche”, explicó el equipo del estudio, aunque el resultado que pudieron observar los asistentes fue satisfactorio.

“Sasha rompió un trozo de metacrilato con la cabeza”

Como en todos los rodajes imposibles, quedan anécdotas para el recuerdo. En esta ocasión la protagonista del tropezón fue la actriz principal, Sasha Grey. Durante el rodaje de la escena del coche de metacrilato, Grey se golpeó la cabeza llegando a romper un trozo de la recreación del vehículo “Salimos todos corriendo hacia ella, pero siguió actuando. Cuando terminó le preguntamos si estaba bien, ¡y ella no se habia dado ni cuenta!”.

User t38 tuvo que crear la imagen de un sistema operativo. Foto: Lucía Pita

User t38 tuvo que crear la imagen de un sistema operativo. Foto: Lucía Pita

Finalmente, otro rompecabezas al que se enfrentó User t38 durante la postproducción fueron los grafismos puesto que, para recrear la acción simultánea en la pantalla de un ordenador,  tuvieron que elaborar toda la imagen de un nuevo sistema operativo para evitar así cualquier tipo de problema legal ante la similitud con otras interfaces. Fueron 6 meses de trabajo antes de llegar al montaje final, en el que participaron dos montadores. “Toda la película es un plano secuencia, divididas en planos que están dentro de ventanas, que a su vez cuentan con planos secuencias y con ordenadores en los que…” Una arduo trabajo en el que los procesadores del estudio llegaron al límite y algunos planos alcanzaron los 50.000 frames. A pesar de ello, todo el esfuerzo y trabajo realizado, así como la superación de los obstáculos que encontraron a priori, “fue gratificante” según los ponentes.

El resultado de este desafío puede encontrarse en las salas de exhibición: Open Windows se estrena este fin de semana.

 

Pin It

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Podes utilizar estas etiquetas e atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>